Inicio > Noticias > empresa Noticias >

UE planea acción contra Alemania y Reino Unido por escándalo de emisiones de VW, dice informe

Grupo de noticia
Persona Conectada
info
info
Deje un mensaje:
Conecta ahora
Dirección detallada:
No.6 halcón Road, Hengjie Zona Industrial de Ningbo de China
UE planea acción contra Alemania y Reino Unido por escándalo de emisiones de VW, dice informe
Tiempo de Publicación:2016-12-09
La Unión Europea tomará medidas contra siete países, entre ellos Alemania y Gran Bretaña, por no cumplir con las normas de emisiones de automóviles, dijeron fuentes de la UE, después de que el escándalo de trampa de Volkswagen mostró un comportamiento sospechoso en la industria.
En medio de la frustración en Bruselas por las respuestas de las naciones a los vehículos diesel que desprecian los límites de la contaminación, la Comisión Europea está recurriendo a la acción legal más fuerte que puede tomar contra los miembros del bloque de 28 naciones.
La contaminación por óxidos de nitrógeno (NOx) de los motores diésel, que generan la mitad de los coches en Europa, provoca enfermedades respiratorias y la muerte prematura de 72.000 personas al año, según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente.
Un año después de que las autoridades estadounidenses capturaran a VW usando un software para hacer trampa a las pruebas de emisiones, los funcionarios de la UE dicen que muchas naciones cortejadas por la importancia de la industria - emplea a unos 12 millones de personas en el bloque - han protegido a los fabricantes de automóviles del tipo de sanciones que enfrentan en Estados Unidos.
Según fuentes de la UE familiarizadas con el asunto, el ejecutivo de la UE ha criticado a los países por no fijar multas para disuadir las prácticas agresivas sobre las emisiones, penalizar a los fabricantes de automóviles por violar la ley o cooperar con sus demandas de información.
Alemania y Gran Bretaña enfrentan casos relacionados con sus pruebas y aprobación de nuevos modelos VW, dijeron fuentes.
"Este no es el final, sólo la primera ola de acción", dijo una fuente de la UE.
Una portavoz de la Comisión declinó confirmar los informes.
La acción judicial será el primer paso en lo que se conoce como procedimientos de infracción, lo que permite a la Unión Europea tomar medidas contra los Estados miembros por no aplicar la legislación de la UE.
Los Estados miembros tienen dos meses para responder. Si no logran satisfacer a la Comisión durante una larga mediación, la UE puede llevar el asunto a los tribunales europeos.
Según la legislación vigente de la UE, los reguladores nacionales aprueban los automóviles nuevos y solo tienen el poder de revocar esas licencias o imponer sanciones, aunque pueden venderse en todo el bloque.
Hasta ahora, a pesar de las sondas que revelan el uso de dispositivos de derrota en Alemania, Italia, Francia y Gran Bretaña, ningún país ha penalizado los coches que licenció en lo que los críticos ven como una señal de connivencia.
"Todos ellos siguen protegiendo su interés nacional", dijo Bas Eickhout, un miembro de Green del Parlamento Europeo. "Hay un impulso creciente, pero no es suficiente".
Los dispositivos de derribo que permiten a los motores emitir caudal de escape más tóxico en condiciones de carretera que difieren de las pruebas de laboratorio han sido ilegales según la legislación de la UE desde 2007.
Sin embargo, los fabricantes de automóviles europeos dicen que su uso de tales dispositivos cumple con una exención que les permite donde sea necesario para proteger el motor. Algunos guardianes nacionales, a su vez, han argumentado que la vaguedad en la legislación de la UE permite la laguna.
La Comisaria de Industria de Europa, Elzbieta Bienkowska, ha insistido repetidamente en que la legislación de la UE es clara en la prohibición de su uso e instó a los Estados miembros a respetar el espíritu de la ley.
La acción legal es un signo de que la Comisión, presionada por el escéptico Parlamento europeo y agitada por el aumento de los populistas euros-céticos, está decidida a demostrar que puede proteger a los consumidores.
Pero se enfrenta a una dura lucha. Una propuesta de los reguladores de la UE para una sacudida de las normas sobre la aprobación de vehículos nuevos ha sido diluida por los estados miembros, documentos vistos por Reuters mostrar.